viernes, 14 de noviembre de 2008

Un poco mas de un año

Ya todos tenemos un poco mas de un año en Calgary. Ha sido muy agradable, disfrutando como turistas, y como residentes. Como buenos recien llegados aun nos sorprenden y vislumbran cotidianas cosas como la trayectoria del sol y la luna, las diferentes estaciones, el orden, el sistema de vida.

El haber conseguido trabajo rápido facilitó las cosas. Ya tenemos vivienda, transporte y los muchachos al fin tienen algunos muebles en sus cuartos. Ahora estamos mejor preparados para enfrentar el trabajo, la escuela y las estaciones. Hasta tenemos un perrito! (maxima prueba de adaptación canadiense).

Más dificil ha sido cambiar hábitos o comportamientos. A pesar que en demasiados aspectos nuestra dinámica familiar es idéntica a lo que viviamos antes, mantengo esperanzas y sigo atento a oportunidades de cambio, de mejoras.

En fin de cuentas, tenemos un balance positivo este primer año. Los retos económicos y emocionales, aunque duros, han sido controlados. El próximo año se vislumbra con mayores oportunidades de trabajo para ambos, estabilización económica y un par de viajes a Venezuela para recargar las pilas emocionales. Y quien sabe, quizas hasta recibamos mas visitantes! Atrévete!

2 comentarios:

Leojahn dijo...

Por lo que me han contado, y lo que he logrado leer en tus posts, me he dado cuenta de que este primer anio lo han sorteado muy bien. Esto de emigrar no es facil y creo que los Otero Stohr han logrado superar esta primera etapa con exito. Nada es perfecto y el proceso de adaptacion es continuo y exigente, pero ustedes tienen las herramientas para superar todo lo que se les ponga por delante. Felicitaciones a todos y estamos impacientes por verlos a todos este Diciembre en Caracas.

begoña dijo...

¡Santo Dios! ¡un blog sobre la vida familiar! No sabía de su existencia. Pero no se podía esperar menos de los tecnificados Otero Stohr ¡qué tal! En contraste, yo rara vez entro en el FB. En fin, tenemos experiencias similares como expatriados que somos. La nuestra ha sido muy buena, a todas luces y gracias al cielo. Claro, que entre Vzla y Col hay menos diferencias, pero la separación siempre es la separación. Me alegro que todo vaya marchando y reciban todos un fortísimo abrazo. Nos vemos en diciembre.